La industria 4.0 llama al sector del mueble

8 agosto, 2018
 

Industria 4.0, cuarta revolución industrial, fábricas inteligentes… Estos términos son sinónimos del mismo fenómeno: la digitalización que está transformando la manera de producir objetos, muebles incluidos. ¿Quieres saber cómo impactará esta revolución en la fabricación de muebles en los próximos años? Sigue leyendo.

¿Qué es Industria 4.0?

Este concepto, acuñado por el gobierno alemán en 2010, considera que ha habido tres grandes revoluciones industriales en la historia (ver el gráfico de abajo). Y hoy, mientras lees esto, estás asistiendo al amanecer de la cuarta revolución industrial. Los avances tecnológicos de las últimas dos décadas han permitido que se desarrollen las “fábricas inteligentes”.

Una buena definición sería ésta que propone Papeles de Inteligencia: la industria 4.0 consiste en la digitalización de los procesos productivos en las fábricas mediante sensores y sistemas de información para transformar los procesos productivos y hacerlos más eficientes.

 

¿A qué sectores productivos afecta la Industria 4.0?

La cuarta revolución industrial está impactando a todos los sectores productivos pero, como en todas las carreras, hay líderes y rezagados. Entre los primeros se encuentran los sectores con gran capacidad productiva, con altísima inversión en I+D y capitaneados por empresas multinacionales. Estamos hablando, por ejemplo, de la automoción, la bioquímica y la electrónica.

¿Ha llegado la cuarta revolución industrial al sector del mueble?

Esta revolución está llamando a la puerta pero aún no ha entrado masivamente. En la mayoría de los casos, la fabricación de muebles corre a cargo de pymes. Salvo excepciones, las empresas de tamaño medio y pequeño invierten comparativamente menos en I+D y tienen menos capacidad para cambiar los procesos productivos y para encontrar personal altamente cualificado.

Y sin embargo, abrazar la cuarta revolución puede ser la garantía de supervivencia para muchas pymes del sector del mueble. Todas ellas sienten la presión creciente por conseguir mejores productos a menor precio y ofrecer mejores servicios. Todo lo que suponga poder entregar al cliente el mueble que desea y con una atención personalizada repercutirá en su beneficio. Y es de suponer que la tecnología se abarate a medida que crece su adopción.

¿Qué permitirá hacer una fábrica inteligente?

Qué mejor que un video para ilustrar lo que se puede llegar a hacer (activa los subtítulos si lo necesitas)

Tomando de ejemplo el video, vemos que la fábrica inteligente (1) permite conocer las necesidades del cliente y representar la solución de manera más rápida; (2) la información recogida es procesada para que las máquinas fabriquen el mueble deseado en el menor tiempo posible; (3) la atención al cliente es sumamente personalizada.

¿En qué se fundamenta la Industria 4.0?

La digitalización de la fabricación se sustenta en una serie de pilares, que no son otros que algunos de los grandes avances tecnológicos de las últimas décadas. Entre ellos, la robótica, el internet de las cosas, el big data, la realidad aumentada, la simulación y el prototipado, el cloud computing, el software a medida y el auto-ID (métodos de escaneado de productos que permiten una identificación en tiempo real).

¿Qué ventajas aporta la Industria 4.0?

La digitalización de la industria ofrece múltiples ventajas:

  • adaptación más rápida a la demanda de los consumidores
  • ciclos de diseño, producción y venta más cortos
  • capacidad para producir de forma más personalizada
  • ahorro de costes considerable por producción más eficiente
  • niveles de calidad superiores
  • servicio de post-venta también más personalizado
  • recolección y procesamiento de más información en menos tiempo (toma de decisiones más rápida)
  • incremento de la competitividad
¿Presenta inconvenientes la Industria 4.0?

Existe también una cara B con desventajas en la cuarta revolución industrial:

  • alta inversión requerida
  • pérdida de empleos menos cualificados
  • rápido envejecimiento de las máquinas
  • dificultad para encontrar profesionales cualificados
  • nuevos problemas de seguridad tecnológica
  • dificultad para proteger el know-how
  • suspicacias por parte de directivos conservadores
  • falta de regulación en temas novedosos
¿Por dónde empezar?

Si eres fabricante y quieres ser un revolucionario 4.0, te recomiendo que empieces informándote. Lee todo lo que puedas y busca aquellas organizaciones y profesionales que te puedan asesorar. Aquí van unas sugerencias:

AIDIMME (Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines, España)

Logicbus (México y Latinoamérica)

Lectra (US)

 

Autor: Raúl de la Torre

 

Fuente: http://masmadera.net/industria-4-0/