Emprendedores forestales: una solución

“Gracias a programas del actual gobierno y a otras iniciativas innovadoras, como el de Joven Emprendedor Forestal de Reforestamos México, la historia está cambiando”

La deforestación es uno de los grandes problemas medioambientales globales. Según los últimos datos de Global Forest Watch, en 2017 el mundo perdió 29.4 millones de hectáreas en bosques, territorio equivalente a más del doble del tamaño de Alemania.

La cadena forestal-maderera-mueblera en México no está exenta de este reto, con una producción de maderables que se concentra en especies de bajo costo y en aplicaciones sin valor agregado; la transformación de la madera en productos secundarios, como muebles y artículos decorativos se realiza de manera rudimentaria e ineficiente, mientras que muchas comunidades con vocación maderera/mueblera carecen de acceso a tecnología, capacitación formal y canales de distribución adecuados.

Hoy nuestro país cuenta con más de 15 millones de hectáreas de bosque comercialmente aprovechables y con una diversidad climática y biológica que permite la producción de especies de elevado valor, como la caoba y el cedro. Además, según la Organización Internacional de las Maderas Tropicales, nuestro país ocupa el primer lugar en producción de chapa de madera de coníferas con 300 mil metros cúbicos; es decir, 35 por ciento del total en América Latina y El Caribe.

Gracias a programas del actual gobierno y a otras iniciativas innovadoras, como el de Joven Emprendedor Forestal de Reforestamos México, la historia está cambiando. Este último proyecto, por ejemplo, está enfocado en crear plataformas de emprendimiento que buscan el aseguramiento de bosques y que fomentan la expansión de superficie maderable. Asimismo, permiten que muchas comunidades se organicen en cadenas productivas para una explotación racional y sustentable del bosque, para crear oportunidades de negocio y empleo.

CrayoBambu es un proyecto que nació de esta iniciativa y que utiliza el bambú en su forma natural para fabricar crayones. Para las jóvenes oaxaqueñas que fundaron el proyecto, aún estudiantes de bachillerato, la producción de estos crayones de colores significa una alternativa para controlar la sobreexplotación de la madera y recuperar recursos que comúnmente son desechados sin aprovechar y, además, abrir oportunidades laborales para los habitantes de su localidad, según nos informaron fuentes de Reforestemos México.

Los emprendedores forestales y la sustentabilidad serán algunos de los temas que se dialogarán en MEM Industrial, que se llevará a cabo en enero de 2020 en el Centro Citibanamex de la CDMX, como una oportunidad para que un numeroso grupo de empresas, nacionales y extranjeras, proveedoras de tecnología e insumos para estos sectores, presenten sus soluciones. Te invitamos a conocer más del proyecto a través de www.MEMindustrial.mx.

POR EUGENIO CARRILLO*

 

FUENTE:

https://heraldodemexico.com.mx/opinion/emprendedores-forestales-una-solucion/