Individualización y digitalización: tendencias a la alza

El tratamiento de las superficies cuenta con el poder de transformar las propiedades de los materiales; desde reducir el desgaste, hasta repeler el agua y las impurezas e incluso actuar como filtro. Por ello resulta fundamental tomar en cuenta la cadena completa de valor agregado en el tratamiento y acabado de superficies: desde el pretratamiento, el recubrimiento y el postratamiento hasta el producto final.

Actualmente existe una tendencia creciente hacia la individualización del producto que da lugar a una avalancha de nuevos procesos y soluciones de tecnología de superficies. Como ya se ha mencionado, esto puede implicar cualquier fase y técnica, como por ejemplo: lijado, cepillado, prensado, pulverización y pulido o impresión 3D y digital. En cuanto a esta última es quizá una de las tecnologías más relevantes ya que proporciona una forma rentable de responder de manera rápida y flexible a las modas y tendencias a corto plazo.

Asimismo, el sector de superficies ofrece un amplia gama de soluciones innovadoras para satisfacer la demanda actual de individualización de productos, lo cual nos obliga a preguntarnos ¿cuál es el impacto actual y el futuro de la digitalización en la industria de la tecnología de superficies? ¿Y cómo puede una empresa cumplir con éxito los desafíos de las cambiantes regulaciones energéticas y ambientales? Es por ello que los sistemas de recubrimiento ahorradores de energía y recursos atraen cada vez más atención.

Entre los diversos temas y desarrollos del mercado, cabe entonces destacar que la atención mundial en los próximos años se centrará directamente en la digitalización. Las nuevas tecnologías así como el incremento de la calidad y los requisitos medioambientales serán los principales impulsores de la innovación en un futuro previsible. Los proveedores de soluciones innovadoras con uso eficiente de recursos pueden esperar beneficiarse de la creciente demanda.