fbpx

Es / En

+ STORAGE

La segunda edición de Solar Power Mexico pondrá especial énfasis en los diferentes tipos de tecnologías de almacenamiento de energía, pues éstas desempeñarán un papel revolucionario en el avance y adopción de la tecnología fotovoltaica en diversas escalas, acelerando la transición energética renovable en México.

Hacia la Transición Energética Renovable.

1. México es una potencia solar: El país cuenta con los elementos necesarios para emprender aceleradamente la transición energética renovable y convertirse en una potencia solar mundial; contamos con la tercera mejor irradiación solar del planeta, el yacimiento de litio más grande del mundo, una industria fotovoltaica madura y el talento de nuestra juventud STEM.

2. Ventajas del almacenamiento de energía: La llegada de las tecnologías de almacenamiento de energía cambiarán las dinámicas del mercado energético mundial al acabar con el problema de la intermitencia eléctrica, disminuir los precios de la energía, diversificar la red eléctrica, aumentar la confiabilidad del servicio eléctrico, mitigar los cortes de energía e impulsar la autosuficiencia energética.

a) Industria que crece exponencialmente: La rápida disminución de los precios del almacenamiento de energía—impulsado principalmente por el aumento en la eficiencia de las pilas de Ion de Litio y el consumo de Vehículos Eléctricos—sumado a los avances tecnológicos en materiales, componentes y procesos químicos, provocarán el crecimiento exponencial de la industria del almacenamiento a nivel mundial en esta década.

b) Nuevo mercado de prosumidores eléctricos: Las tecnologías fotovoltaicas aparejadas con las tecnologías de almacenamiento permitirán a los usuarios ser un nuevo actor en el mercado eléctrico como prosumidor, es decir, que produce y consume su propia energía en el mismo sitio donde se consume, impulsando así ahorros, eficiencia y la democratización de la energía.

c) Confiabilidad y diminución de precios: La temporalidad flexible que ofrecen las tecnologías de almacenamiento podrán ayudar al sector energético a reacomodar los periodos de oferta y demanda de energía, y por ende, mejorar la confiabilidad y resiliencia de la red, la calidad y precios de la electricidad, las ganancias para los usuarios, así como las inversiones en infraestructura.

d) Metas del Acuerdo de París: Las tecnologías de almacenamiento son el principal impulsor para descarbonizar, a corto plazo, las emisiones por transporte y energía, aportando la reducción del 30% de las emisiones globales necesarias para lograr el objetivo de los Acuerdos de París de mantener la temperatura del planeta en un rango inferior a los 2°C.

3. Cadena de valor para el almacenamiento en México: Para aprovechar nuestra posición geográfica y nuestros recursos naturales estratégicos, es necesario conformar una plataforma de cuatro hélices entre el sector público, el sector privado, la academia y organismos internacionales (GIZ, WEF) que ayude a conformar una cadena de valor para las tecnologías de almacenamiento de energía en nuestro país; con ello se logrará afianzar la independencia energética renovable de México y crear miles de “empleos verdes” bien remunerados.

4. Red energética inteligente: Para que la transición energética renovable sea viable a gran escala, es necesario impulsar la creación de una red energética inteligente que conviva con la nueva realidad digital.

Gracias a los avances en tecnologías como la Inteligencia Artificial, Blockchain y Big Data, se generan soluciones agregadas y modelos de negocio innovadores en el segmento de la distribución de energía.

5. Fusión con la Industria 4.0 y Vehículos Eléctricos: Las tecnologías de almacenamiento crecerán de la mano de los avances generados en la red energética inteligente, lo cual permitirá crear un nuevo sistema energético renovable que impulsará a nuestras industrias, empresas, hogares, vehículos y dispositivos tecnológicos con energía limpia e ilimitada.

El valor agregado del almacenamiento de energía

Debido a sus características físicas y operativas únicas, el almacenamiento de energía puede proporcionar una amplia gama de servicios a lo largo de la cadena de valor de la energía:

Ventajas operativas

Incrementa la confiabilidad, flexibilidad y operatividad de la red eléctrica.

Acaba con el problema de la intermitencia gracias a que permite el uso futuro de la energía.

Ayuda a nivelar las fluctuaciones repentinas en la oferta y la demanda energética.

Mejorar la confiabilidad del suministro de energía, ya que puede suministrarlo efectivamente sin los costos, las ineficiencias y la contaminación generada por las plantas de combustibles fósiles.

Genera múltiples flujos de valor al participar en los mercados de energía a corto plazo y en tiempo real.

Promueve la seguridad energética al mitigar los riesgos de dependencia del combustible.

Proporciona la capacidad de recuperación del suministro de energía durante interrupciones causadas por desastres naturales o fallas en la red.

Ventajas económicas

Empodera

a los consumidores al darles un papel más activo en sus decisiones de consumo y generación, así como medios adicionales para reducir sus gastos por electricidad.

Contribuye

a reducir costos y mejorar la capacidad resiliente de energía para consumidores comerciales, industriales y residenciales.

Permite

que los usuarios finales eviten pérdidas financieras por irregularidades en el servicio eléctrico.

Reduce

los costos por actualizaciones en infraestructura de transmisión y distribución.

Representa

una nueva industria que puede generar beneficios económicos adicionales a través de la creación de una cadena de valor (investigación, desarrollo, manufactura, instalación, etc.)

Ventajas sociales

Es la tecnología con mayor potencial para apoyar la transición energética

hacia las energías renovables, luchar contra el cambio climático y dar cumplimiento a los Acuerdos de Paris.

Es una tecnología crucial para dar acceso eléctrico

a personas en áreas rurales remotas.

Los sistemas de almacenamiento de energía

no generan emisiones directas y no tienen impacto en la calidad del aire relacionado con su ubicación.

Contribuyen a la seguridad energética del país

 al diversificar nuestra matriz energética lejos de los combustibles fósiles.

México y la cadena de valor del almacenamiento de energía

  • México es una potencia solar. El 85% del territorio nacional se encuentra en el “cinturón solar”, lugar que recibe una irradiación solar diaria anual entre 4,4 kWh/m2 y 6,3 kWh/m2, con lo que México puede generar el doble de energía fotovoltaica con la misma capacidad instalada en otros países como Alemania.
  • Somos uno de los países con mejores condiciones para emprender la transición energética renovable; contamos con la tercera mejor irradiación solar del planeta, el yacimiento de lito más grande del mundo, una industria fotovoltaica madura y el talento de nuestra juventud STEM, lo que nos permite ser competitivos en toda la cadena de valor de las energías renovables.
  • Gracias a los bajos costos de la energía fotovoltaica y eólica en México, los sistemas de almacenamiento representan la oportunidad de satisfacer la creciente demanda sin un crecimiento proporcional en los precios de la electricidad al tiempo de ayudarnos a cumplir con las metas estipuladas en el Acuerdo de Paris.
  • Para países con industrias de componentes competitivos como México, participar en la cadena de valor del almacenamiento de energía puede crear oportunidades atractivas en actividades como:
    • Creación de empleo en la fabricación, instalación y operación de sistemas de almacenamiento.
    • Desarrollo de nuevas estructuras industriales.
    • Oportunidades de exportación para las industrias de almacenamiento y componentes.
    • Investigación y desarrollo para impulsar la competitividad de la industria.
    • Suministro confiable de electricidad.
    • Derrames a otras industrias directamente vinculadas al almacenamiento, como los Vehículos Eléctricos, Industria 4.0, software, telecomunicaciones y finanzas.
  • La descarbonización del sector eléctrico es una tendencia imparable a nivel mundial. La eficiencia energética y las energías renovables serán los pilares estratégicos para la descarbonización, particularmente en países con un gran potencial renovable como México.
  • Los sistemas de almacenamiento en baterías son una opción interesante para los sistemas isleños, como Baja California Sur, donde la red se basa en combustibles fósiles caros y altamente contaminantes que se transportan a la península o en sistemas que no están conectados a la red central como Yucatán.

Industria del almacenamiento de energía

  • La industria eléctrica está experimentando una transición acelerada. Las reducciones en los costos de la generación solar distribuida, combinada con los compromisos para aumentar la generación de energía a partir de fuentes limpias, y con ello reducir la contaminación de las centrales eléctricas, están cambiando la forma como se produce la electricidad.
  • El almacenamiento desempeñará un papel revolucionario en el avance de la energía solar. En la siguiente década ambas tecnologías crecerán exponencialmente debido a que su fusión permitirá la adopción acelerada de la energía solar en diferentes escalas, reacomodar los periodos de oferta y demanda de la energía, mejorar la confiabilidad de la red eléctrica, aumentar la calidad del servicio eléctrico, disminuir los precios de la electricidad, y crear nuevas oportunidades de negocio.
  • La rápida caída de los costos de las tecnologías de almacenamiento en la última década, junto con las futuras reducciones esperadas en sus precios, están impulsando la adopción de las tecnologías de almacenamiento.
  • El almacenamiento de energía es la única tecnología con el potencial de abordar todos los desafíos de integración de la generación eléctrica como la variabilidad, la incertidumbre, la ubicación específica, la naturaleza no sincrónica y el factor de baja capacidad.
  • Debido a que las tecnologías de almacenamiento en baterías tienen la capacidad única de ubicarse cerca de los centros de generación, éstas pueden ayudar a mitigar o diferir la necesidad de actualizaciones de la línea de transmisión y del sistema de distribución.
  • El uso de tecnologías de almacenamiento es una opción para aumentar la flexibilidad de la red pues tienen varios atributos positivos, que incluyen tiempos de respuesta rápidos y cero emisiones de punto final.
  • A medida que los costos de las energías renovables disminuyen, la energía solar fotovoltaica y la energía eólica distribuida se están convirtiendo en alternativas relevantes para desplazar el diesel costoso y contaminante.
  • Diversos estudios apuntan a que toda la cadena de valor de baterías de almacenamiento generará ganancias por $300 mil millones de dólares, detonará inversiones globales por $440 mil millones de dólares y creará 10 millones de “empleos verdes” bien remunerados en todo el mundo para 2030.
  • El transporte y el consumo de energía cambiarán drásticamente en las próximas dos décadas. Gracias a las tecnologías de almacenamiento podremos descarbonizar las emisiones por transporte y energía, reduciendo 30% de las emisiones globales para lograr el objetivo principal de los Acuerdos de París de mantener la temperatura del planeta en niveles inferiores a los 2°C.
  • Las tecnologías de almacenamiento de energía también acarrean grandes beneficios sociales. Su adopción permitirá el acceso eléctrico a 600 millones de personas que no cuentan con ese servicio o que se encuentran en comunidades remotas donde el servicio eléctrico es insuficiente, impulsando la democratización de la energía a nivel mundial.
  • La energía renovable, aparejadas con tecnologías de almacenamiento, serán la clave para la transición energética y materializar un futuro en el que la mayor parte de la energía provenga de fuentes locales renovables abundantes.

Numeralia

  • México jugará un papel clave en la industria del almacenamiento de energía al contar con el yacimiento de litio más grande del mundo en Bacadéhuachi, Sonora con reservas de aproximadamente 243.8 millones de toneladas.
  • En el mediano plazo, la mina de litio en Sonora podría producir 35 mil toneladas anuales, convirtiéndonos en uno de los mayores productores de este mineral en el mundo.
  • La demanda de electricidad en México está creciendo rápidamente. La Agencia Internacional de Energía proyecta que la demanda anual de energía aumentará de alrededor de 300 teravatios-hora (TWh) actuales a alrededor de 470 TWh en 2029.
  • Según un estudio de BloombergNEF, de 2010 a 2018, los precios de las baterías de Ion de Litio han caído 87% alcanzando un precio de $156 dólares/kWh, hecho que aumentó su consumo 232% en 2019. Para 2025 los precios disminuirán a $87 dólares/kWh y en 2030 a $62 dólares/kWh.
  • La capacidad instalada de sistemas de almacenamiento continuará creciendo exponencialmente. Pronósticos de BloombergNEF señalan que la capacidad instalada de sistemas de almacenamiento de energía pasará de los 9GW/17GWh de 2018 a 1,095GW/2,850GWh en 2040.
  • Para 2030, la Alianza Global para las Baterías del Foro Económico Mundial espera que la demanda mundial de baterías aumente 25% anual, alcanzando la instalación de 2,600 GWh, detonando:
      • Ganancias de producción por $300 mil millones de dólares.
      • Inversiones globales por $440 mil millones de dólares en toda la cadena de valor.
      • La creación de 10 millones de “empleos verdes” bien remunerados en todo el mundo, de los cuales más del 50% serán en las economías emergentes.
      • La reducción del 30% de las emisiones de carbono de transporte y energía necesarias para lograr el objetivo de los Acuerdos de París de mantener la temperatura del planeta en un rango inferior a los 2°C.
      • El acceso eléctrico a 600 millones de personas que no cuentan con este servicio.
  • El pronóstico de ventas de Vehículos Eléctricos de BloombergNEF establece que en 2025 habrá 10 millones de estos vehículos, 28 millones en 2030 y 56 millones en 2040, provocando que la demanda de baterías de Ion de Litio supere los 1,748 GWH anuales para 2030.
  • Para 2050, cerca de 14 TWh producidos por las baterías instaladas en los Vehículos Eléctricos, estarán disponibles para ampliar los servicios a la red eléctrica global. (IRENA)
X
X